Aquí vamos a hablar de cómo envolver, empaquetar y ponerle un buen lazo a tu casa para ser vendida o alquilada. Bien es sabido que para gustos colores y que cada uno tiene su propio estilo, dejar la vivienda completamente vacía, en muchos casos es una misión imposible, además los espacios vacios dan la sensación de ser más pequeños de lo que son realmente.

Para poder mostrar los encantos y posibilidades de tu vivienda deberéis crear un habitáculo acogedor, agradable y, por qué no, algo romanticón. Es conveniente enseñar la vivienda con algún mueble, decoración esencial sin pasarse, el exceso de decoración o la personalización excesiva según gustos del propietario podrían asustar al posible comprador o futuro inquilino del piso, casa, etc…

Seguidamente voy a daros unos pequeños trucos y consejos que os pueden ayudar a que una visita al inmueble se convierta en el cierre de una operación ventajosa para ambas partes.

Decoración interiores

Decoración de espacios

Si estamos vendiendo la casa dónde vivimos deberemos de prepararnos para hacer cambios para ese mismo encuentro, seguiremos la regla de oro MENOS ES MÁS.

Deberemos incorporar o despejar la vivienda, dejando lo esencial en cada habitación y retirar todo lo demás para que el espacio quede despejado y pueda presentarse para que se ejecute la compra o alquiler.

Colores neutros

Vamos a vender la casa o alquilarla, procurar que disponga de colores neutros, el color más adecuado es el blanco, y completar la iluminación visual con elementos decorativos, textiles y muebles para conseguir ese contraste romántico, podéis utilizar colores neutros, esto hará que el comprador se sienta más relajado y dispuesto a comprar o alquilar.

Iluminación ideal

Evitar espacios oscuros, ventanas cerradas o luces apagadas, cuanta más iluminación mejor, ayudaros de espejos y cortinas finas para que se multiplique la luz, a poder ser la visita a plano día, se que estáis pensando que todo esto es faena para solo vender, pero es que la venta es el fin y os estamos marcando un camino, así que revisión de bombillas, complementar con apliques, flexos,.. nuevos si hace falta, esta pequeña inversión os dará mayores posibilidades de éxito, incluso podríais iluminar interiores de armarios y muebles.

Interior cocina

Accesorios decorativos

Hay casas que sobretodo en alquileres que las encontramos con muebles y piezas decorativas que son las que no usa el propietario en casa, preferiría encontrarme una casa bacía que con muebles que desmerezcan su aspecto.

Por otro lado una casa o piso con cuatro muebles con presencia y un frutero en la cocina, con fruta fresca (que luego nos llevaremos a casa), preparar la casa con cosas para que esté bien vestida nos costará un tiempo de nada antes de la visita.

Las flores el arma perfecta

Cuando presentamos un piso o casa ya sea para vender o alquilar, ya hemos hablado que debemos evitar la personalización con decoraciones excesivas, para que el futuro propietario no se haga una idea equivocada de la vivienda, así que sacamos nuestra mejor arma decorativa y añadimos unas plantas de interior, esto dará un toque de frescura, color y olor a cualquier decoración de interior neutro, además estos son fácilmente reemplazables por otros accesorios que el nuevo propietario quiera instalar.

 

Preparado para ser comprado o alquilado

Como resumen final, dispuestos a vender o alquilar la vivienda, prepararemos desde la entrada al portal, la entrada al piso o casa y su interior, todo perfectamente ordenado, limpio, ventanas abiertas, luces encendidas, cristales limpios, cortinas enlazadas, familia, animales domésticos y demás habitantes del inmueble deberán de dar un paseo para que se pueda ejecutar la transacción sin distracciones.

Dejar aquí vuestros comentarios los iremos respondiendo todos personalmente.